¿Sabías que el Tetris se creó en la Unión Soviética? Descubre aquí cómo este hito llego a nuestras pantallas.

El origen soviético del Tetris: un recorrido histórico

pablo.blanco
02/02/2024

El Tetris es un videojuego archiconocido que consiste en ir encajando bloques de formas variadas en un espacio reducido a medida que van cayendo del cielo, cada vez a mayor velocidad. Aunque su modo de juego sea sencillo de dominar, su historia es bastante más enrevesada e interesante de lo que pudiera parecer a primera vista. En este artículo de EducaOpen te contamos la emocionante historia del Tetris, desde su concepción en la Unión Soviética hasta nuestros días.

El nacimiento del Tetris en la Unión Soviética

Alexey Pajitnov es un ingeniero de software conocido mundialmente por haber inventado el Tetris en 1984. La difusión y auge en popularidad de este clásico en el mundo de los videojuegos fue adventicia, y no algo que Pajitnov buscara. Cuando trabajaba en la Academia Soviética de Ciencias, le encargaron que testear un nuevo tipo de ordenador llamado Electronika 60. Con el único objetivo de poner a prueba el potencial del ordenador con un toque lúdico, creó el Tetris.

Para idear la mecánica del juego, Pajitnov se basó en una clase de rompecabezas al que jugaba de pequeño, más concretamente, un rompecabezas de pentominós. En este pasatiempo, había que intentar encajar una serie de piezas con formas predefinidas en un rectángulo con espacios cuadrados finitos. Si lo pensamos, el Tetris no es más que una versión extendida informatizada de este puzle tan simple.

Si bien el Tetris se disparó en popularidad de forma casi instantánea para los programadores que tenían la computadora soviética Electronika 60, sus gráficos eran demasiado rudimentarios y su capacidad de memoria no excedía a la de una calculadora moderna.

La accidentada comercialización del Tetris en Europa y EE.UU.

Viendo el potencial de éxito que tenía la ocurrencia de Pajitnov, Vadim Gerasimov, un estudiante de Matemáticas de tan solo 16 años por aquel entonces, recreó el Tetris de Electronika 60 en una versión adaptada que pudiera jugarse en los ordenadores de IBM, ofreciendo unos gráficos mejorados y una mayor accesibilidad para miles de jugadores. Es así como este legendario juego trascendería las puertas de la Academia de Ciencias de Moscú.

Sin embargo, Pajitnov no estaba viendo un céntimo a raíz de su aclamado videojuego, ya que tampoco había dado lugar a comercializarlo. Tampoco es que la legislación soviética de por entonces fuera a permitirle lucrarse de ello. Aun así, le llegaban rumores intermitentemente de que el Tetris lo estaban jugando en otros países del Bloque del Este.

Y así era. Estas sospechas se confirmaron cuando Robert Stein, un empresario húngaro de origen judío, envió un télex (la invención precedente al fax) a Pajitnov que contenía nada más y nada menos que una invitación a comercializar el Tetris en Occidente. Más concretamente, lo que le pedía Stein era los derechos de autor del videojuego por una suculenta suma de dinero. 

Pero había algunos impedimentos: la URSS no facilitaba ninguna vía práctica para que sus ciudadanos se comunicaran con el mundo occidental, ni Pajitnov hablaba casi inglés, ni Stein hablaba ruso, y, además, Pajitnov podría acabar en prisión si las autoridades soviéticas descubrían que estaba negociando con una empresa de Occidente.

Aun así, el pésimo nivel de inglés de Pajitnov en su día le alcanzó para mandarle un télex como respuesta en el que confirmaba su interés por llegar a un acuerdo con Stein. Pero primero, Pajitnov tenía que estudiar cómo poder comercializar su videojuego a través del Estado.

Al otro lado, Stein recibió la respuesta escueta, pero positiva, de Pajitnov, y decidió tomarse la libertad de producir el videojuego. Pero, en realidad, Stein no había adquirido los derechos de autor necesarios para poder lanzar el juego legalmente. De hecho, la autoría no pertenecía a Pajitnov, sino al Estado Soviético. A las puertas de su lanzamiento, Elektronorgtechnika, organización estatal soviética encargada de importar y exportar hardware y software informático, reprendió a Stein por pretender comercializar un videojuego cuyos derechos de autor no había obtenido y le advirtió de que toda negociación debía pasar por las manos del Estado.

Pero Stein, ni corto ni perezoso, se las ingenió para llegar a un acuerdo con la URSS, adquiriendo los permisos necesarios para distribuir el Tetris por el mundo entero. Así pues, Occidente conoció el Tetris por primera vez en 1988, en Estados Unidos y Reino Unido. Para marcar su origen foráneo, los desarrolladores ambientaron el videojuego con diseños del Kremlin y caracteres cirílicos.

El Tetris se internacionaliza

Henk Rogers, otro empresario holandés que residía en Japón, vio que el Tetris estaba vendiéndose bastante bien en ordenador. Rogers era un diseñador de videojuegos con muy buena reputación tanto por su destreza profesional como por su desenvoltura en los negocios. Se dio cuenta de lo popular que podría llegar a ser el Tetris, por lo que también llegó a un acuerdo con la Unión Soviética para lanzarlo en Japón en la GameBoy, una consola de Nintendo que ha formado parte de la tierna infancia de muchos de nosotros.

La versión del Tetris en GameBoy se vendió como churros con nada más y nada menos que el balance de 35 millones de unidades. Nintendo tiene mucho que agradecerle a Pajitnov por haber creado el juego que haría que la GameBoy haya sido una de las consolas más exitosas de la historia. Muchos creen que esta versión es la mejor de todas, y así también lo piensa el mismo Pajitnov. El lema al que recurrió Nintendo para promocionar el videojuego fue “Desde Rusia con amor”.

De The Tetris Company hasta la actualidad

A pesar del rotundo éxito del juego en términos económicos, Pajitnov seguía sin oler ni un rublo de todas las ventas del juego que él había desarrollado. No sería hasta 1995 que empezaría a percibir las regalías correspondientes como autor del Tetris. En 1996, con Pajitnov ya viviendo en el extranjero, él y Rogers fundaron The Tetris Company y, diez años más tarde, compraron la privatizada Elektronorgtechnika, adueñándose de la autoría total del videojuego.

En la actualidad, Tetris se corona como uno de los videojuegos más vendidos del mundo, con 520 millones de copias desde su lanzamiento. Pajitnov ha desarrollado más de un centenar de versiones. Se trata de un videojuego con una premisa sencilla, un fenómeno universal que permanece perenne y fresco ante el paso del tiempo, y que ha quedado grabado a fuego en los corazones de millones de personas de todos los rincones del planeta.

Artículos relacionados

El coche eléctrico es un avance mayúsculo en movilidad verde. En esta entrada estudiamos sus ventajas y desventajas.
pablo.blanco

Ventajas y desventajas de los coches eléctricos

24/05/2024

Los coches eléctricos se han presentado como un engranaje clave de todo el entramado que constituye la actual transición ecológica, impulsada por numerosas instituci

Esta es la integración de diferentes tecnologías en un mismo sistema tecnológico. ¡Te contamos su evolución!
pablo.blanco

La convergencia tecnológica: desde los teléfonos "ladrillo" hasta el smartphone compacto

13/05/2024

La convergencia digital o tecnológica es un fenómeno contemporáneo que hemos podido observar a medida que han ido evolucionando las tecnologías.

Suno AI es un generador de música a partir de texto que puede crear canciones increíbles. ¡Te enseñamos a utilizarlo!
pablo.blanco

¡Aprende a crear canciones en un clic con Suno AI!

07/05/2024

Desde 2022 la inteligencia artificial generativa ha evolucionado a una velocidad vertiginosa con avances que todavía nos cuesta procesar.