La robótica colaborativa se aleja del paradigma tradicional de seguridad robótica. ¿Quieres saber por qué? Aquí te explicamos sus ventajas y desventajas.

La nueva era de la robótica colaborativa: una colaboración más segura entre humanos y robots

pablo.blanco
14/11/2023

La robótica colaborativa es un nuevo nicho de innovación tecnológica dentro de la robótica que fomenta la colaboración de los robots con los humanos para que cooperen de una manera que previamente era imposible. Desde la implementación de los robots en las industrias, se han tenido que incorporar medidas de seguridad que consistían en separar físicamente a los robots industriales del resto de trabajadores humanos. Esto se conseguía mediante vallas o sistemas de detección por sensores.

Sin embargo, con la robótica colaborativa este paradigma cambia radicalmente al alejarse de estos sistemas de seguridad tradicionales. En este artículo de EducaOpen vamos a explicarte en qué se diferencian los robots colaborativos de los robots industriales, cómo benefician a trabajadores y empresas y qué inconvenientes pueden presentar. ¿Quieres estar al día de lo último de robótica? ¡Pues no te lo pierdas!

¿Qué son los robots colaborativos?

Los robots colaborativos (también llamados cobots) son brazos robóticos que poseen un amplio rango de funcionalidades para automatizar tareas repetitivas que suelen llevar a cabo los seres humanos. Están pensados para compartir un mismo espacio de trabajo con los humanos con el fin de aligerar la carga de trabajo y crear un entorno más seguro en todos los sectores.

¿En qué se diferencian de los robots industriales?

La diferencia entre los robots colaborativos y los robots industriales clásicos es que los cobots están diseñados específicamente enfocados en la seguridad. Es por eso que los robots colaborativos vienen con bordes redondos, restricciones de fuerza y pesan poco. Además, están equipados con sensores para evitar choques con otros trabajadores y protocolos de bloqueo en caso de un contacto accidental.

Beneficios de la robótica colaborativa

La robótica colaborativa puede aplicarse en un amplio rango de sectores y trae beneficios muy significativos si los comparamos con los robots industriales al uso en términos de seguridad, flexibilidad y coste.

Son más seguros

Los robots colaborativos están diseñados para minimizar el riesgo de accidentes y lesiones en el trabajo. Si bien tanto los cobots como los robots industriales desempeñan tareas peligrosas, los cobots funcionan de forma más segura para los humanos. 

Si un trabajador está realizando una tarea con un humano y estos se chocan accidentalmente, el cobot se parará instantáneamente gracias a sus sensores, de forma que salga ileso. Como efecto colateral, a más seguridad en el trabajo, menos accidentes laborales, lo que beneficia tanto a los trabajadores como a la salud económica de la empresa.

Son más accesibles y flexibles

Incluso el trabajador menos ágil con la tecnología puede programar con facilidad un robot colaborativo por intuición. Es tan avanzada la inteligencia de estos robots que, en ocasiones, pueden aprender a hacer tareas si se le va moviendo manualmente hacia los lugares adecuados. Esta flexibilidad y capacidad de adaptación de los robots colaborativos reduce el coste inicial de automatización.

Retorno de la inversión rápido

El balance final de costes puede resultar más beneficioso para la empresa si decide comprar un robot colaborativo que un robot industrial. Si tenemos en cuenta todos los factores en juego, se ve clara la diferencia de coste potencial. Mientras que un robot industrial necesita barreras o celdas para garantizar la seguridad de los trabajadores en movimiento, un cobot es lo suficientemente seguro para no necesitarlas.

Además, debido a su facilidad de uso, los trabajadores no necesitarán formación específica por parte de la empresa para emplearlos. Al final no se basa solo en el coste de compra del cobot, sino en todo lo que implica la robótica colaborativa respecto a costes adicionales.

Inconvenientes de la robótica colaborativa

Aunque la robótica colaborativa haya supuesto un avance definitivo en la incorporación de robots en el sector industrial, hay algunos aspectos que deben considerarse a la hora de comprarlos y utilizarlos.

Entre las desventajas de los cobots frente a los robots industriales, podemos mencionar:

No son aptos para cargas pesadas

Los cobots suelen ser capaz de manejar cargas de 3 a 10 kilos. Si bien, hay algunos modelos que pueden levantar hasta 35 kilos. En comparación con los robots industriales que pueden levantar hasta 2 toneladas, los cobots se quedan un tanto cortos. Es por eso que, por el momento, no son aplicables en todos los procesos de trabajo.

Su velocidad es limitada

Una de las medidas de seguridad de los cobots es su velocidad reducida para evitar daños graves al contacto con los seres humanos. Esto puede reducir la productividad si la industria en la que se quiere instalar necesita de una producción muy rápida.

No son muy precisos

Aunque programarlos resulte sencillo y accesible para todo el mundo, puede resultar complicado programarlos para que realicen tareas que requieren un alto grado de precisión y delicadeza.

Robótica colaborativa en la Industria 4.0

Gracias a la tecnología, el ser humano ha mejorado su calidad de vida y la productividad en las labores que desempeña. En este sentido, resulta extraordinario cómo en los últimos años la innovación tecnológica ha prendido una mecha inextinguible de avances y aplicaciones sin precedentes en campos muy variados. A esta maratón presente de adelantos en tecnología se enmarca dentro de la llamada Industria 4.0.

La robótica colaborativa forma parte de esta Cuarta Revolución Industrial, pues es una reinvención optimizada de los robots industriales de siempre que los hace más seguros y accesibles. No obstante, a los cobots les queda todavía un camino por recorrer para poder pisarle los pies a los robots industriales en materia de eficiencia y rapidez.

Otro tema controvertido sobre la implementación de la robótica colaborativa es el papel que tendrá en el trabajo respecto a los humanos. Hay voces críticas que opinan que los robots colaborativos han llegado para seguir sustituyendo parte del trabajo humano. Otros expertos contestan que los cobots van a sustituir los trabajos más repetitivos y peligrosos para los trabajadores, pero que las empresas siempre necesitarán a trabajadores humanos para tareas estratégicas y programar a los robots.

En EducaOpen no podemos sino apostar por la integración definitiva de la tecnología en la sociedad en aras del progreso material y del bienestar. ¿Y tú qué opinas sobre el futuro de los cobots y las consecuencias de su generalización en la industria?

Artículos relacionados

Estos dispositivos, equipados con inteligencia artificial, han cambiado la forma en que se libran las guerras.

Drones militares con inteligencia artificial: los amos de la guerra

17/05/2024

La era de la guerra moderna se ha visto transformada por la invención de los drones militares, vehículos aéreos no tripulados que han revolucionado el campo de batal

Estas tecnológicas disruptivas están cambiando radicalmente numerosos aspectos de nuestras vidas. ¡Descubre cuáles son estas innovaciones rompedoras!
pablo.blanco

¿Qué son las tecnologías disruptivas? Ejemplos en diferentes ámbitos

13/11/2023

A lo largo de la historia ha habido una serie de hitos en cuanto a innovación tecnológica que han traído cambios sin precedentes a la forma de vivir del ser humano.

La inteligencia artificial en la agricultura ayuda a optimizar procesos de trabajo y automatizar tareas repetitivas. ¡En EducaOpen te contamos cómo!
pablo.blanco

6 aplicaciones de la IA en la agricultura

15/11/2023

Se prevé que la población mundial en 2050 aumentará en 20.000 millones de personas.