Si te preguntas qué es exactamente la nube, cuáles fueron sus precedentes y qué hitos marcaron un gran cambio en esta tecnología, ¡lee este post!

Historia de la nube: desde los años 50 hasta nuestros días

pablo.blanco
16/11/2023

Internet se ha convertido en un espacio virtual en el que el mundo físico se hace etéreo en forma de datos ingentes almacenados en servidores e interconectados a través de una red global. La globalización de Internet no sería posible sin el desarrollo de la computación en la nube, que elimina la necesidad de contener la información en servidores y bases de datos físicos.

En esta entrada te contamos qué es exactamente la nube, cuáles fueron los precedentes que marcaron su inicio y cuáles fueron los hitos que fraguaron el desarrollo de la nube tal y como la conocemos hoy día. La historia de la nube es un testimonio más del ritmo vertiginoso de las innovaciones tecnológicas de esta época digital.

¿Por qué se le llama la nube?

El origen del término “nube” para referirse a Internet es un tanto incierto. En las ciencias, se suele emplear esta expresión para designar una aglomeración significativa de elementos que aparecen a una distancia considerable, al igual que una nube, y, por extensión, se refiere a un conjunto de elementos cuyas características quedan todavía por investigar.

Otra explicación más verosímil es que los programas antiguos destinados a dibujar diagramas de redes utilizaban iconos rodeados con un círculo. Por tanto, cuando se dibujaba un diagrama de redes para representar a un cúmulo de servidores, había muchos círculos que se superponían unos a otros, lo que se asemejaba a una nube.

Es así a la palabra “nube” se le acuñó esta nueva acepción de forma metafórica y fue representando a Internet conceptualmente en los gráficos de las compañías telefónicas, así como en los diagramas de redes informáticas. El símbolo de la nube se viene utilizando para referirse a Internet desde 1994.

Evolución de la nube

A continuación, vamos a esbozarte una historia general de los orígenes de la nube:

Uso de mainframes

Antes, las empresas tenían que recurrir a mainframes (unidad central, en español) para poder alojar su infraestructura de datos. Estos gigantescos servidores que tan potentes eran almacenaban toda la información y ejecutaban todos los programas de software. Aunque funcionaban de forma rápida y eficiente, mantener un sistema tan potente y grande en formato físico resultaba excesivamente caro.

Ordenadores independientes

A medida que las alternativas de almacenamiento se diversificaron y democratizaron en la sociedad, surgieron opciones más asequibles que relegaron a los mainframes. Evidentemente, las empresas no tardaron en deshacerse de los mainframes y decidieron comprar otros ordenadores individuales con la potencia suficiente para almacenar según qué volumen de datos y aplicaciones.

Esto tenía una gran ventaja y un gran inconveniente a la vez. Por una parte, si un mainframe fallaba, todos los equipos informáticos que estaban conectados a él podían quedarse inutilizables. Al tener ordenadores independientes, esto no pasaría.

Por otra parte, el tener equipos totalmente independientes unos de otros también significa que no están coordinados entre sí de ninguna forma, por lo que compartir información entre sistemas era una tarea tediosa y complicada.

La nube como la conocemos hoy día

Gracias a los avances tecnológicos, hoy día tenemos la nube. Esta podría definirse como una red compartida de ordenadores en la que las personas y las empresas almacenan información y ejecutan sus programas de software. En su esencia, se trata de una unidad de datos, una construcción física con un hardware y su correspondiente software conectado con cables a una miríada de ordenadores.

Los proveedores de servicios de la nube gestionan y mantienen estas redes en físico y ofrecen servicios, no productos como tal. Es decir, sus clientes tienen acceso a la nube, pero no la poseen en ningún formato tangible.

Cronología de la historia de la nube

Años 50: Tiempo compartido

La creación de la nube podía empezar a vislumbrarse ya en los años 50, cuando los expertos afirmaban que los mainframes de grandes dimensiones eran el futuro de la informática. Desde ese momento, los mainframes comenzaron a proliferar en las instituciones educativas y en las empresas.

Para que su uso fuera más eficiente y abaratar un poco los costes, se empezó a llevar a cabo una práctica llamada tiempo compartido (del inglés, time sharing). De esta forma, se empezó a compartir el acceso a los mainframes desde varias terminales.

1967: ARPANET

ARPANET se concibió como una red de ordenadores interconectados entre sí, compartiendo un mismo espacio virtual. El fin era que se pudiera compartir archivos entre ordenadores dentro de la comunidad científica pertenecientes a diferentes universidades. En un primer momento, se logró interconectar cuatro ordenadores. 

Y gracias al desarrollo de los protocolos TCP/IP en los años 70, fue posible expandir el tamaño de la red y de ordenadores interconectados. En definitiva, el sistema ARPANET fue el germen de Internet.

1970: Máquinas virtuales

Al utilizar un software de virtualización como VMware, se hizo posible ejecutar varios sistemas operativos a la vez en un espacio aislado. Entonces, se podía ejecutar un ordenador entero en formato virtual en un hardware con sistemas operativos totalmente diferentes.

Consecuentemente, las prácticas de tiempo compartido fueron un paso más allá gracias a las máquinas virtuales, ya que permitía alojar entornos informáticos diferentes en un mismo espacio físico.

Finales de los años 90: Salesforce

Fue en 1995 que empezaron a verse símbolos en forma de nube en diagramas de redes para designar cualquier conocimiento demasiado rebuscado para personas ajenas a la informática.

Uno de los primeros hitos de la computación en la nube fue la irrupción de Salesforce en el mercado en 1999, empresa de servicios en la nube que ofrece aplicaciones a empresas mediante un sitio web. Adoquinó el camino para que el resto de empresas de software brindaran sus servicios a través de Internet.

La nube en los años 2000

En el año 2002, surgió Amazon Web Services (AWS), que ofrecía una gama de servicios basados en la nube de almacenamiento e incluso inteligencia artificial a través de Amazon Mechanical Turk. Luego, en 2006, Amazon lanzó Elastic Compute Cloud (EC2) como un servicio web comercial que permitía a pequeñas empresas e individuos alquilar computadoras para ejecutar sus propias aplicaciones informáticas.

En 2009, con la Web 2.0 en pleno apogeo, Google y otros comenzaron a ofrecer aplicaciones empresariales basadas en navegadores, como Google Apps. En 2010, Rackspace Hosting y NASA lanzaron conjuntamente OpenStack, una iniciativa de software de nube de código abierto que buscaba brindar servicios de computación en la nube utilizando hardware estándar.

En 2012 se anunció el lanzamiento de Oracle Cloud que ofrecía un conjunto de soluciones informáticas en la nube. Ese mismo año, Google Drive se lanzó como un servicio de almacenamiento y sincronización de archivos que permitía a los usuarios almacenar, compartir y editar documentos colaborativamente. En 2013, IBM adquirió SoftLayer, un importante proveedor global de infraestructura de nube, ampliando su oferta de soluciones de infraestructura como servicio (IaaS).

Estos acontecimientos marcaron hitos esenciales en la evolución de la nube tal como la conocemos hoy día, con actores clave como Amazon, Google, IBM y Oracle desempeñando un papel fundamental en el desarrollo y adopción de servicios de nube accesibles y versátiles.

Artículos relacionados

¿Te imaginas que se pudiera crear un ordenador con un cerebro humano? Eso es lo que intenta la ingeniería neuromórfica.
pablo.blanco

Cómo la ingeniería neuromórfica quiere crear ordenadores con redes cerebrales

17/05/2024

¿Te imaginas que se pudiera crear un ordenador con un cerebro humano?

Es una práctica autorizada que se utiliza para diagnosticar vulnerabilidades. ¡Descubre las fases para implementarlo!
pablo.blanco

¿Qué es el hacking ético y cómo se implementa en las empresas?

26/04/2024

Puede sonar contradictorio, pero las empresas contratan hackers de profesión cuyo cometido es poner a prueba la seguridad informática de la empresa mediante técnica

Las narrativas nos ayudan a procesar la información. ¡Descubre por qué el data storytelling es importante en empresas!
pablo.blanco

¿Qué es el data storytelling? 7 pasos para hacerlo + tips

23/04/2024

El data storytelling, o narración de datos, es el proceso de comunicar información compleja a partir de datos a través de un hilo narrativo convincente.