Al igual que se hace con el resto de productos, los programas informáticos nuevos han de testearse. ¡Descubre todos los tipos de pruebas de software!

Tipos de pruebas de software

pablo.blanco
17/11/2023

Al igual que se hace con el resto de productos antes de lanzarlos al mercado, los programas y aplicaciones informáticas que se desarrollan también han de ponerse a prueba o, mejor dicho, hay que testearlos. 

Es por eso que existen diferentes testeos o pruebas de software que sirven para detectar errores en el software como fallos en el código o requisitos que no se hayan cubierto. Estos ensayos también se realizan para comprobar que el software cumple con las expectativas del usuario objetivo.

Los equipos de desarrollo de software que siguen metodologías ágiles actuales reciben una retroalimentación continua, ya que cualquier cambio se testea de forma automática. Aun así, el testeo más importante es el último, antes de que el producto pase a la fase de producción. Por tanto, es primordial que los desarrolladores implementen en su flujo de trabajo pruebas de software tanto manuales como automatizadas.

¿Por qué son tan importantes las pruebas de software?

Cuanto más complejo sea un programa informático, mayor cantidad de errores puede acumular. Las pruebas de software periódicas son la solución para evitar que se apilen una gran cantidad de errores a lo largo del proyecto y para poder arreglarlos progresivamente antes del lanzamiento final del producto.

Por consiguiente, un producto sin errores es un producto de calidad. Los programas y aplicaciones que se testean exhaustivamente son más atractivos y accesibles para los usuarios, y cumplen los requisitos esperados del proyecto, bien sea interno o externo. 

Además, desde la perspectiva más comercial, si el cliente para el que se desarrolla el software ve que se hacen pruebas de software, su satisfacción y confianza en el servicio mejorarán y podremos fidelizarlo más fácilmente.

A su vez, es especialmente relevante comprobar que los programas de software que se crean sean seguros y estén blindados contra ataques cibernéticos. Si hacemos pruebas de software que incluyan técnicas de hacking ético, podremos identificar vulnerabilidades en el producto que evitarán la proliferación de amenazas cibernéticas y malware.

Las pruebas de software también presuponen retar al software en cuestión de escalabilidad. Es decir, se le pone a prueba para que se enfrente a diferentes cargas de trabajo, tráfico de usuarios, grandes volúmenes de datos o peticiones. De esta forma se revisan los límites de un software.

Y lo principal es que unas buenas pruebas de software, aunque puedan resultar más industriosas, ahorran dinero a las empresas, ya que todos los fallos se van resolviendo en la etapa de desarrollo del software. Es bastante más caro resolver bugs de una aplicación a posteriori, que hacerlo antes de lanzar el producto.

Tipos de pruebas de software

Hay una gran multiplicidad de pruebas de software que pueden implementarse en un producto informático. En EDUCA Open te explicamos las más comunes:

Testeo unitario

Entendemos por unidad cualquier módulo, cadena de caracteres o elemento pequeño dentro del código. Este tipo de testeo mínimo es muy rápido y se presta mucho a la automatización, por lo que resulta muy eficiente. 

Los testeos unitarios nos permiten detectar errores en partes muy concretas del código que pueden ser más complicadas de identificar en otras pruebas de software más generales.

Testeo funcional

Las pruebas de software funcionales consisten en, tal y como su nombre denota, verificar que todas las funcionalidades del programa operan según los requisitos del software y cumplen con las expectativas de los usuarios finales. 

Es un testeo que no se centra tanto en los porqués y los mecanismos internos, sino en que los resultados satisfagan las necesidades del cliente y del usuario.

Testeo de aceptabilidad

Si el testeo unitario era mínimo, el testeo de aceptabilidad es holístico, ya que comprende dimensiones muy variadas. Consiste en pruebas de software formales y protocolarias en la que se va tachando una lista de requisitos que el programa o aplicación han de cumplir. 

De esta forma, se busca que sea aceptable desde distintos puntos de vista: desde el del usuario, de la empresa, del contrato de servicios de desarrollo, de legalidad, de compatibilidad, de seguridad, etc. 

Beta testing

Se denominan pruebas beta a la práctica de exponer a un usuario final real que no ha tenido contacto anterior con el software. Estas pruebas de software son especialmente útiles para recoger datos mucho más fiables y realistas de las expectativas de los usuarios y la manera en la que de verdad van a utilizar el producto. 

Así pues, se les encomienda a los betatesteadores que exploren el software y realicen una variedad de tareas para detectar fallos.

Testeo de extremo a extremo

Estas pruebas de software se conocen también como testeo integral, o por su nombre en inglés end-to.end. Se trata de un testeo que verifica la operatividad y el rendimiento de todo el software, de principio a fin, mediante diferentes escenarios a tiempo real. 

Suelen resultar más costosas en tiempo y dinero que pruebas de menor escala por su complejidad y exhaustividad, pero siempre es recomendable hacer alguna al desarrollar un producto informático.

Testeo regresivo

Este tipo de prueba de software se realiza cada vez que se implementa una modificación en el código para evitar posibles errores. En definitiva, sirve para sacar a la luz fallos que no se habían detectado anteriormente, y que se hacen patentes al integrar alguna innovación, mejora o cambio en el código del software. 

Así pues, se establece un sistema de revisiones de diferentes versiones que se van guardando y registrando según los cambios implementados para poder rastrear a raíz de qué cambio ha surgido un bug concreto.

Testeo de accesibilidad

Está estrechamente ligado a la disciplina de UX (user experience o experiencia de usuario), que se entremezcla con la parte más visual de la interfaz. Son pruebas de software en las que se analiza si un programa o aplicación es accesible y usable, es decir, si su utilización resulta sencilla e intuitiva para todos los usuarios. 

Esto incluye a usuarios con discapacidades, con daltonismo o de edad más avanzada. Estas pruebas de software son muy importantes, ya que no solo lo técnico y la ausencia de fallos son suficientes para que un producto sea usable.

Pruebas de humo

También llamadas smoke testing, se trata de pruebas de software destinadas a detectar cualquier error grave que impida el uso básico del software. Sirven como antesala para poder hacer un testeo más profundo. Así pues, en las pruebas de humo se comprueba que las funcionalidades fundamentales del software son plenamente operativas.

Artículos relacionados

¿Te imaginas que se pudiera crear un ordenador con un cerebro humano? Eso es lo que intenta la ingeniería neuromórfica.
pablo.blanco

Cómo la ingeniería neuromórfica quiere crear ordenadores con redes cerebrales

17/05/2024

¿Te imaginas que se pudiera crear un ordenador con un cerebro humano?

Es una práctica autorizada que se utiliza para diagnosticar vulnerabilidades. ¡Descubre las fases para implementarlo!
pablo.blanco

¿Qué es el hacking ético y cómo se implementa en las empresas?

26/04/2024

Puede sonar contradictorio, pero las empresas contratan hackers de profesión cuyo cometido es poner a prueba la seguridad informática de la empresa mediante técnica

Las narrativas nos ayudan a procesar la información. ¡Descubre por qué el data storytelling es importante en empresas!
pablo.blanco

¿Qué es el data storytelling? 7 pasos para hacerlo + tips

23/04/2024

El data storytelling, o narración de datos, es el proceso de comunicar información compleja a partir de datos a través de un hilo narrativo convincente.