Los 5 derechos digitales contemplados en los DD.HH.

pablo.blanco
18/04/2024

Cuando hablamos de derechos digitales nos referimos a la aplicación de los Derechos Humanos en el ámbito virtual. A día de hoy, el derecho digital es una extensión del derecho tradicional muy nueva que sigue desarrollándose de la mano de los continuos avances de Internet y las nuevas tecnologías en nuestra sociedad. Es decir, los derechos digitales no son derechos adicionales ni nuevos, sino una adaptación de los DD. HH. a la contemporaneidad tecnológica en la que habita el ser humano.

Al tratarse de los Derechos Humanos con los que todos estamos familiarizados, los derechos digitales intentan definir los límites morales de la actividad en Internet y del comportamiento de los usuarios en relación con valores como la libertad de expresión, la ciberseguridad, la privacidad, la accesibilidad, la discriminación en línea, entre otros aspectos.

Podemos dividir los derechos digitales existentes en varias categorías:

Derechos de libertad

En primer lugar, el usuario tiene derecho a mantener su propia identidad de forma que esta no sea manipulada o suplantada, por lo que las plataformas deben poner los medios necesarios para que esta sea verificable.  Paralelamente, los usuarios tienen derecho a un pseudoanonimato si no quieren revelar su identidad en línea explícitamente al resto de usuarios.

Además, estos derechos incluyen la protección a la privacidad de los datos personales y credenciales que procesan los buscadores, sitios web y aplicaciones. Todos los usuarios merecen ser informados en todo momento de cómo van a manejarse los datos que, con pleno consentimiento, se vaya a recoger de ellos.

Por extensión, los usuarios tienen derecho a decidir no revelar su ubicación y a desistir de la recogida de datos de geolocalización.

Otro derecho que abarca es el derecho a la ciberseguridad, es decir, a que los sistemas que recopilen datos de los usuarios posean las medidas de seguridad adecuadas para asegurar su integridad y su confidencialidad.

Por último, un derecho poco oído es el de la herencia digital. Al igual que los bienes materiales se heredan, los bienes virtuales que posea una persona podrán percibirlos sus herederos directos en caso de fallecimiento.

Derechos de igualdad

Los derechos digitales abarcan una serie de principios fundamentales que buscan garantizar la equidad, la protección y el acceso adecuado a los entornos digitales para todas las personas. 

Uno de los pilares es el derecho a la igualdad y a la no discriminación, que se extiende al ámbito digital. Todos los usuarios deben tener igualdad de oportunidades y trato justo en línea, sin importar su género, su raza, su situación socioeconómica u otras características y circunstancias personales.

El acceso a Internet es un derecho alineado con las normativas europeas y nacionales sobre el servicio universal de comunicaciones electrónicas, por lo que las entidades europeas y nacionales deben procurar que todas las personas tengan acceso a Internet de calidad asequible.

Otra prioridad es la protección de los menores en el entorno digital. Por eso, todos los sitios web y usuarios que operan en Internet, incluidos sus padres, deben velar celosamente por la protección de su privacidad y un uso responsable de la tecnología desde una edad temprana.

Se deben diseñar políticas públicas específicas para abordar la brecha digital y garantizar la plena ciudadanía digital para todos, especialmente para aquellos en mayor riesgo de exclusión social, como las personas mayores.

Derechos de participación y de conformación del espacio público

Se establece como prioridad de los poderes públicos garantizar que los proveedores de servicios de acceso a Internet traten equitativamente el tráfico de datos, sin discriminación, ni interferencia, ni sesgo perceptible.

La libertad de expresión y de información en entornos digitales se consagra como derecho digital fundamental, en consonancia con la Constitución Española. Los prestadores de servicios intermediarios no son responsables de los contenidos que generan sus usuarios, siempre que no los hayan originado ni modificado.

En lucha contra las fake news, se determina el derecho a recibir información por cauces transparentes y veraces, especialmente cuando estos contenidos se propagan públicamente en medios de comunicación o en redes sociales a modo de noticia.

El derecho a la educación digital debe integrarse en la columna vertebral del sistema educativo con el objetivo de fomentar el uso ético y responsable de la tecnología, la alfabetización digital y la concienciación sobre los derechos digitales y la seguridad en línea.

Derechos del entorno laboral y empresarial

Los derechos en el ámbito laboral en entornos digitales garantizan la dignidad y los derechos de los trabajadores. Aquí se incluye el sonado derecho a la desconexión digital, el descanso y la conciliación de la vida personal y familiar, así como la protección de su intimidad, honor, imagen y datos personales en el uso de dispositivos digitales.

Respecto a la empresa en el entorno digital, se reconoce la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado propia de toda la Unión Europea. En este sentido, se promueve la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación orientados a la transformación digital de las empresas, así como la creación de espacios de pruebas controladas para desarrollar nuevos modelos de negocio.

Derechos digitales en entornos de negocio

En este apartado, vamos a hablar de derechos digitales de variadas índoles. En primer lugar, el derecho a un desarrollo tecnológico y a un entorno digital sostenible pone hincapié la necesidad de políticas que promuevan la sostenibilidad ambiental, la eficiencia energética y el uso de energías renovables en el ámbito digital, evitando la obsolescencia programada y favoreciendo la durabilidad de los dispositivos electrónicos.

También podemos mencionar el derecho a la protección de la salud en el entorno digital, que vela por el acceso equitativo a servicios digitales de salud, la investigación para una medicina preventiva y personalizada, así como la interoperabilidad y seguridad de la información del paciente.

Como un derecho de última generación y en vista del vertiginoso avance de la IA, los derechos digitales ante la inteligencia artificial establecen principios éticos en cuanto al uso de sistemas de inteligencia artificial y redes neuronales de manera que se respeta la dignidad, la no discriminación y la autonomía individual de los usuarios.

Artículos relacionados

El coche eléctrico es un avance mayúsculo en movilidad verde. En esta entrada estudiamos sus ventajas y desventajas.
pablo.blanco

Ventajas y desventajas de los coches eléctricos

24/05/2024

Los coches eléctricos se han presentado como un engranaje clave de todo el entramado que constituye la actual transición ecológica, impulsada por numerosas instituci

Esta es la integración de diferentes tecnologías en un mismo sistema tecnológico. ¡Te contamos su evolución!
pablo.blanco

La convergencia tecnológica: desde los teléfonos "ladrillo" hasta el smartphone compacto

13/05/2024

La convergencia digital o tecnológica es un fenómeno contemporáneo que hemos podido observar a medida que han ido evolucionando las tecnologías.

Suno AI es un generador de música a partir de texto que puede crear canciones increíbles. ¡Te enseñamos a utilizarlo!
pablo.blanco

¡Aprende a crear canciones en un clic con Suno AI!

07/05/2024

Desde 2022 la inteligencia artificial generativa ha evolucionado a una velocidad vertiginosa con avances que todavía nos cuesta procesar.