Llevamos viendo coches de conducción autónoma en varias películas de ciencia ficción. ¡Pero no somos conscientes de que esta realidad se va acercando!

¿Cómo funcionan los vehículos autónomos?

pablo.blanco
13/11/2023

Llevamos viendo coches que conducen sin conductor y coches voladores en varias películas de ciencia ficción desde hace más de medio siglo. Sin embargo, solo se concebía como una fantasía hasta el momento irrealizable que podría plantearse si acaso en eones. Poco nos imaginábamos hace unos años que los vehículos autónomos eran una invención que estaban a la vuelta de la esquina.

¡Con la tecnología el límite entre la ciencia ficción y la realidad se difumina!

Los vehículos autónomos o robóticos son aquellos que no necesitan de la intervención del ser humano para poder navegar un mapa y llegar a un destino sin percances. Hasta el momento no se ha lanzado al mercado oficialmente ningún vehículo autónomo, pero empresas como Tesla y Google están trabajando para plasmarlo en la realidad más temprano que tarde.

¿Cómo funciona un vehículo autónomo?

La base de la independencia de un vehículo autónomo es la inteligencia artificial (IA). Mediante técnicas de machine learning y redes neuronales, los desarrolladores pueden crear sistemas de conducción autónoma a partir de extraer cantidades ingentes de imágenes. 

Las redes neuronales detectan patrones en los datos que se integrarán en los algoritmos de machine learning. Estos servirán para entrenar el sistema de conducción autónoma en la identificación de elementos como personas, bicicletas, animales, señales de tráfico, obstáculos físicos, quitamiedos, etc.

Te explicamos cómo se prevé que puede funcionar un coche autónomo:

  • El pasajero principal del coche escoge un destino y el software del vehículo calcula la mejor ruta.
  • Un sensor lídar giratorio en lo alto del coche analiza el espacio circundante en un rango de 60 metros y genera un mapa tridimensional dinámico de los alrededores del coche.
  • El sensor de la rueda trasera derecha supervisa el movimiento a los laterales para posicionar el coche en el mapa en tres dimensiones.
  • En los parachoques traseros y delanteros se colocan radares que calculan la distancia con los posibles obstáculos.
  • El software de IA se conecta a todos los sensores y va recogiendo información de parte de Google Street View y las videocámaras internas del coche.
  • La IA será la que tome las decisiones que podría tomar un conductor humano después de un entrenamiento exhaustivo de deep learning.
  • El software del vehículo autónomo consultará con Google Maps la existencia de sitios de interés, señales de tráfico y semáforos a lo largo de la ruta configurada.
  • Habría una función para que un conductor humano pudiera controlar el vehículo en cualquier momento si así lo deseara.

Waymo: la empresa de vehículos autónomos

Ya en 2009, Google decidió apostar por el desarrollo de la conducción autónoma con un proyecto llamado Google Self-Driving Car Project (Proyecto del Vehículo Autónomo de Google). Fue tal la importancia que ganó, que en 2016 el proyecto se transformó en una start-up tecnológica con el nombre actual de Waymo.

Actualmente, el vehículo Waymo está en fase de pruebas, concretamente, en forma de taxi (robotaxi, lo llaman). En este proyecto tan ambicioso han tenido que combinar una miríada de datos obtenidos a partir de sensores, líderes y cámaras para que el vehículo pudiera identificar por sí mismo en milésimas de segundo todos los elementos relevantes a su alrededor y predecir sus posibles movimientos.

Lo más asombroso de las técnicas de aprendizaje profundo que está empleando Waymo es que mientras más conduzca uno de sus taxis, más aprenderá y se perfeccionará.

Ventajas y desventajas de los vehículos automáticos

El vehículo autónomo tiene sus grandes partidarios, entre ellos muchos gigantes tecnológicos interesados en desarrollar un producto rompedor, pero también sus detractores. Y no es de extrañar, ya que la concepción de la conducción autónoma ha de superar una serie de retos para considerarse plenamente segura.

Ventajas

Algunas de las ventajas de la conducción autónoma son:

Reducción de accidentes

Uno de los grandes hitos a los que aspiran empresas como Waymo es a reducir drásticamente los accidentes de tráfico. Para ello los coches autónomos estarían equipados con sensores y sistemas avanzados que les permiten evitar colisiones y tomar decisiones más seguras en la carretera para evitar errores humanos.

Mayor eficiencia y fluidez del tráfico 

Una de sus grandes ventajas es su interconexión entre diferentes fuentes de información, incluyendo la nube. Los vehículos autónomos podrían comunicarse entre sí y con la infraestructura vial, lo que facilita la coordinación del tráfico y reduce la congestión en carreteras y ciudades. 

Acceso a la movilidad para personas con discapacidad 

Con los coches autónomos, la sociedad podría plantear que personas con discapacidades visuales y auditivas se integrasen en el mundo de la conducción.Así pues, los coches autónomos son más accesibles, ya que aportan mayor autonomía a personas con discapacidad visual o motriz, brindándoles una mayor independencia y acceso al transporte.

Ahorro de tiempo y comodidad

Los conductores también pasarían a ser pasajeros, por lo que no habría necesidad de estar continuamente atentos a lo que pasa en la carretera. Al no requerir la intervención constante del conductor, los pasajeros pueden aprovechar el tiempo de viaje para trabajar, descansar o entretenerse.

Menor impacto ambiental

Los coches autónomos pueden conducir de manera más eficiente, lo que puede llevar a una reducción en el consumo de combustible y, por lo tanto, a una menor emisión de gases contaminantes. El desarrollo de la conducción autónoma va ligado al de nuevas soluciones ecosostenibles como son los coches eléctricos o de hidrógeno. Además, al seleccionar la ruta que se ha de recorrer para llegar a un punto, siempre escogerían el trayecto más corto y menos contaminante.

Desventajas

Coste elevado

Al igual que toda la tecnología disruptiva que va lanzándose al mercado, los vehículos de conducción autónoma no serán precisamente los más baratos del mercado. 

Al principio, muy pocas personas podrán costearse los primeros prototipos de coches autónomos que salgan al mercado.  Esto limita su accesibilidad para muchos consumidores. Si bien, con los años, su precio se iría reduciendo.

Dependencia de la tecnología 

Los coches autónomos dependen de sistemas altamente complejos y sofisticados, por lo que son susceptibles a fallas técnicas o ciberataques que podrían poner en riesgo la seguridad de los pasajeros. 

Esto se debe especialmente a que los vehículos autónomos dependerían de una conexión wifi continua, como un ordenador cualquiera, a través de la cual los ciberatacantes podrían intentar apropiarse del control del coche.

Adaptación de infraestructura

Para una implementación eficiente, se requerirían cambios en la infraestructura vial y una mayor inversión en la instalación de sensores y tecnología de apoyo. 

Habría que replantearse la convivencia en la carretera de los vehículos autónomos con los vehículos al uso, así como modificar las normas de seguridad vial para que abarcaran esta nueva modalidad de conducción.

Dilemas éticos

Aunque los coches autónomos están programados para priorizar la seguridad, pueden enfrentar situaciones donde la elección de salvar a un grupo de personas implique poner en riesgo a otros. 

Resolver estos dilemas éticos es un desafío complejo que puede rebasar las capacidades del deep learning que pretende simular la mente humana, sin realmente una capacidad de autonomía que la iguale.

Pérdida de empleos

A medida que los vehículos autónomos se vuelvan más comunes, podrían reemplazar empleos de conductores profesionales como los autobuseros o los taxistas. 

Y si la conducción autónoma va más allá del coche, incluyendo otros vehículos como los trenes, los camiones o los metros, la supervivencia de profesiones como los maquinistas, transportistas y pilotos quedaría en el aire.

¿Dónde puedo comprar un vehículo autónomo?

Por ahora, no puedes comprar ningún vehículo completamente autónomo, pero en cuestión de un par de años es probable que veas el nacimiento de esta aclamada invención en los concesionarios más adelantados.

No obstante, ya se ven algunas funcionalidades que podrían integrarse perfectamente en vehículos autónomos. Como por ejemplo, monitores de ángulos muertos, el sistema de frenado de emergencia, el cambio de marchas automático y otros sistemas de conducción asistida se han hecho camino en algunos coches, ¡y los que quedan por venir!

 

Artículos relacionados

El coche eléctrico es un avance mayúsculo en movilidad verde. En esta entrada estudiamos sus ventajas y desventajas.
pablo.blanco

Ventajas y desventajas de los coches eléctricos

24/05/2024

Los coches eléctricos se han presentado como un engranaje clave de todo el entramado que constituye la actual transición ecológica, impulsada por numerosas instituci

Esta es la integración de diferentes tecnologías en un mismo sistema tecnológico. ¡Te contamos su evolución!
pablo.blanco

La convergencia tecnológica: desde los teléfonos "ladrillo" hasta el smartphone compacto

13/05/2024

La convergencia digital o tecnológica es un fenómeno contemporáneo que hemos podido observar a medida que han ido evolucionando las tecnologías.

Suno AI es un generador de música a partir de texto que puede crear canciones increíbles. ¡Te enseñamos a utilizarlo!
pablo.blanco

¡Aprende a crear canciones en un clic con Suno AI!

07/05/2024

Desde 2022 la inteligencia artificial generativa ha evolucionado a una velocidad vertiginosa con avances que todavía nos cuesta procesar.