Muchos expertos abogan por que el currículo educativo cuente con asignaturas de programación para niños. ¡Te contamos por qué deberían estudiarla!

¿Por qué iniciar a los niños en programación?

pablo.blanco
13/11/2023

Programar, tal y como el mundo en general lo concibe, no es una tarea baladí. De hecho, a muchas personas les puede descuadrar el hecho de que haya niños que estén aprendiendo a programar. Sin embargo, es una realidad: la tecnología va tomando cada vez mayor peso en la sociedad y en el mercado de trabajo, y cuanto antes se adapten las generaciones futuras a esta inexorable realidad, mejor les irá.

Recordemos que programar no implica solamente manejar varios lenguajes de programación con soltura y picar código a ritmo de ametralladora. De hecho, su base es una forma concreta de razonar para encontrar soluciones a un amplio rango de problemas. Lógicamente, no podemos pretender que un niño de 5 años aprenda a gestionar datos en SQL o a configurar la comunicación entre un sitio web y un servidor en JavaScript.

La programación para niños consiste en ir enseñándoles cómo funcionan todos los lenguajes de programación, cuál es su lógica y qué significa programar y comunicarse con una máquina. 

En esencia, consiste en que completen tareas y problemáticas complejas mandándole órdenes a un sistema informático. El nivel y las herramientas de programación para niños que se empleen dependerán de su edad y sus experiencias anteriores con la programación y la tecnología.

¿Por qué deberían aprender los niños programación?

Son muchas las razones por las que el alumnado más joven se beneficiaría de aprender nociones de programación. Entre ellas, destacamos:

Profundizan en el funcionamiento de la tecnología

Antes que nada, los niños deberían aprender programación porque es lo que exige el mundo. Estamos en la era de las tecnologías, de la innovación, y no hay mejor camino que recorrer para familiarizarse con las máquinas de última generación que aprendiendo programación desde pequeños. Si los niños aprenden programación, tomarán mayor consciencia de cómo funciona gran parte de nuestra vida diaria actualmente.

Aprenden a enfrentarse y resolver problemas

Además, aprender programación les inculca a los niños a pensar como un programador. Esto no es nada extraordinario, pero sí tremendamente útil para otros campos en la vida. Si los niños aprenden las bases de la programación, aprenderán a tener recursos, a desarrollar una curiosidad resolutiva, a observar y a orientarse a los resultados más que al medio.

Fomenta la organización y el orden mental

A su vez, la complejidad que pueden alcanzar algunos problemas por solucionar en programación hace que los niños se armen de paciencia y que adquieran dotes de organización y orden maduras. Esto les permite segmentar un gran problema aparentemente colosal en minitareas progresivas más pequeñas.

Aprenden creando y divirtiéndose

Otro aliciente de aprender programación para los niños es la creatividad y diversión que les suscita. Y sí, la programación puede resultar frustrante en muchas ocasiones, pero son los cimientos de cualquier aplicación, software, página web y, especialmente, de cualquier videojuego. A través de la programación, se les estimula a los niños a que generen nuevas ideas digitales de toda clase.

Tendrán ventajas al desempeñarse profesionalmente

Pero sobre todo, los niños deberían aprender programación porque, generalizando, los programadores son una nueva clase media dentro del sector privado. Es decir, el mercado laboral pide a gritos a personas que sepan programar. Esto es así y se prevé que siga siendo así para un creciente número de empresas de sectores muy dispares. Es por ello que enseñarles programación a los niños es sinónimo de brindarles más oportunidades de futuro.

¿Deberían enseñar programación a los niños en las escuelas?

Aunque todavía el sector educativo infantil pueda estar un tanto aletargado en cuanto a la transmisión de destrezas digitales, muchos docentes han decidido hacer hueco en sus guías docentes para poder incluir bases de programación en las aulas. No son pocos los partidarios que abogan por que el currículo educativo cuente con asignaturas enfocadas en el ámbito tecnológico desde la más tierna infancia.

También hay muchas voces que reclaman que las escuelas, y los centros educativos en general, deberían impartir una formación más práctica y aplicable a la realidad del mundo, que se enmarca en la era digital. Es por ello que en EDUCA Open defendemos que la educación STEM ocupe un papel troncal en todas las etapas educativas con el fin de formar a profesionales transversales e íntegros.

¿Cuál es el mejor lenguaje de programación para niños?

Ciertamente, puede resultar complicado decantarse por un lenguaje de programación, ya que existen muchos actualmente y cada uno comprende unos niveles de dificultad diferente y están pensados para fines concretos.

Pero en EducaOpen hemos hecho una selección de los lenguajes de programación más accesibles y pedagógicos para los más jóvenes:

Scratch

Scratch es el pináculo de la programación basada en bloques. Se trata de un lenguaje de programación que se gestó en el MIT y con el que los niños aprenden sobre variables, estructuras condicionales y eventos. También contiene muchos elementos audiovisuales para crear un producto final sólido y atractivo para los niños mientras aprenden los fundamentos de la programación.

Python

Python es uno de los lenguajes de programación orientados a objetos que más se asemejan a la sintaxis de la lengua humana. Es popular por ser muy versátil y aceptar estilos de programación diversos. Aunque no sea tan sencillo como Scratch, confeccionar una guía docente de programación de Python para niños es una idea excelente para que adquieran conocimientos útiles de cara al futuro. 

Al fin y al cabo, Python no es solo un lenguaje de programación ideal para niños, sino que se emplea a alto nivel en el campo laboral de la ciencia de datos.

Ruby

Al igual que Python, Ruby es un lenguaje de programación cuya sintaxis se considera sencilla e intuitiva, incluso para los menos experimentados. En algunos aspectos, como es la indentación de código para separar bloques, Ruby es más fluido de codificar que Python.

Lua

Creado en Brasil en 1993, Lua es un lenguaje de programación muy potente de código abierto destinado principalmente al desarrollo de videojuegos y que también se usa con frecuencia en robótica educativa. Destaca por su sencillez de aprendizaje, velocidad y portabilidad. 

Es por eso que Lua no es solo una vía de iniciación en programación para niños, sino también una forma muy productiva de divertirse. Algunos ejemplos conocidos de videojuegos codificados en Lua son Angry Birds y Roblox.

Artículos relacionados

El b-learning o aprendizaje mezclado es la fusión entre lo tradicional y lo tecnológico. ¡Descubre cómo implementarlo!
pablo.blanco

B-learning o la educación entre lo convencional y lo contemporáneo

20/05/2024

El b-learning (también llamado blended learning o aprendizaje mezclado) es un enfoque educativo contemporáneo que combina el medio digital con otros métodos

pablo.blanco

¿Cómo implementar un ecosistema digital en el aula?

09/05/2024

Ya sabemos que la tecnología se ha generalizado a todos los ámbitos de la sociedad y del trabajo: la industria, las oficinas, el campo, la Administración Pública, la

La huella digital es toda la información que existe en Internet sobre nosotros. ¡Te enseñamos cómo protegerla!
pablo.blanco

¿Por qué todos deberíamos tener cuidado con nuestra huella digital?

24/04/2024

La huella digital o huella electrónica es toda la información que existe en Internet sobre nosotros. Siempre que estás en línea dejas un rastro, al