En Educa Open te explicamos todas las habilidades duras y blandas para ser un buen programador. ¿Crees que das la talla?

7 habilidades imprescindibles de todo programador

pablo.blanco
29/05/2024

Es posible que hayas oído alguna vez de algún programador muy benévolo que cualquiera puede ser programador. ¿Es esto cierto? En Educa Open te explicamos todas las habilidades duras y blandas que debe aunar un buen programador para realmente poder ganarse la vida con este oficio. ¿Crees que das la talla?

Lenguajes de programación

¿Qué es un programador sin sus lenguajes de programación? Cada lenguaje de programación tiene una aplicación preeminente que moldeará las funciones y el sector en los que trabajará el programador. Estos lenguajes variarán si el programador quiere dedicarse a programar videojuegos, aplicaciones multiplataforma o analizar grandes cantidades de datos.

Es probablemente la habilidad más buscada en un programador por parte de las empresas, por lo que una buena parte de su formación la dedicará en formarse y entrenarse en uno o varios lenguajes de programación. Si bien pueden resultar complejos por el nivel de abstracción cognitiva que requieren, una vez aprendes uno, es sencillo aprender otro.

Algunos de los lenguajes de programación más aprendidos son:

  • Python: Conocido por su sintaxis clara y su versatilidad. Es ideal para desarrollo web, análisis de datos, inteligencia artificial y más.
  • JavaScript: Principalmente usado para desarrollo web, tanto en el lado del cliente como en el servidor con Node.js.
  • Java: Popular en aplicaciones empresariales y Android.
  • C++: Utilizado en aplicaciones de alto rendimiento y sistemas embebidos.
  • Ruby, PHP, Swift, C#: Cada uno tiene su nicho, desde desarrollo web hasta aplicaciones móviles.

Resolución de problemas

Esta aptitud también es muy necesaria para cualquier programador que quiera forjarse una buena progresión laboral y salarial. Para ser un buen programador no solo basta con picar código aporreando el teclado como un mono capuchino con 30 de CI, sino que hay que aplicar la teoría a la práctica en escenarios que requieren de cierta creatividad y largas jornadas de prueba y error.

Es decir, no se puede esperar aprender un lenguaje de programación para estar resolviendo los mismos problemas siempre de forma cuadriculada, como si hubiera un manual de instrucciones estricto para trabajar como programador. Esta resolutividad la da también el haber desarrollado una lógica de programación agudizada y el haberse enfrentado de primera mano a muchos quebraderos de cabeza en código real, más allá de la teoría.

Habilidades de comunicación

Se tiene la errónea concepción de que los programadores son seres huraños, tímidos e inadaptados socialmente, y nada más lejos de la realidad. Las empresas buscan a profesionales de la programación que sepan arrimar el codo, colaborar, comunicarse eficientemente con el resto de compañeros y, si cabe, con otros departamentos.

Es por eso que un programador también debe curtir sus habilidades de comunicación, expresarse de forma asertiva, saber transmitir el valor de su trabajo, resolver dudas complicadas a otros profesionales ajenos al sector de la programación. Los programadores no trabajan en un oasis, sino que comparten estanque con peces de muchos colores.

Manejo con los números

Si bien no es necesario ser un as en matemáticas para adquirir un nivel medio de programación, sí es más que recomendable. La resolución de problemas matemáticos complejos exige un nivel similar de abstracción que la programación, por lo que podemos considerar las habilidades matemáticas una skill transferible muy valiosa en el nicho de la programación.

Asimismo, hay campos de la programación más avanzados para los que sí resulta imprescindible desenvolverse bien con los números, como puede ser el análisis de Big Data o el machine learning.

Inquietud por aprender

El mundo de la tecnología no descansa y no deja de innovar. Un programador no puede anquilosarse en sus estudios o apoltronarse en un puesto de trabajo de por vida. Se espera de ellos que siempre estén a la vanguardia de las últimas tecnologías de su campo. 

De lo contrario, su empleabilidad se verá seriamente afectada por carecer de las competencias necesarias para adaptarse a herramientas o modos de trabajo totalmente diferentes a los que acostumbra. Esa inquietud por seguir aprendiendo deriva de una pasión genuina por la programación y las nuevas tecnologías.

Paciencia

La paciencia es la madre de la ciencia. Y también es una cualidad esencial en cualquier programador. No es recomendable programar a prisas, pues cualquier error puede conllevar horas de revisión de código, especialmente si no se implementan unas buenas prácticas ITIL. En los ámbitos de desarrollo, se van acometiendo los proyectos poco a poco de forma ordenada hasta su culminación.

Aun así, es común que se cometan fallos que puede costarles más de un quebradero de cabeza a los programadores. Para poder solucionar cualquier error, hay que armarse de paciencia con tal de revisar todo lo programado, poder probar diferentes soluciones y mostrarse resiliente ante retos complicados que se dan en el día a día de un programador.

Dotes de organización

Como hemos dicho, los proyectos de desarrollo suelen estar bien estructurados y los flujos de trabajo bien definidos. De todas formas, especialmente si trabajamos en una empresa grande, a los programadores se les puede acumular tareas muy variadas en forma de tickets.

Las dotes de organización también son obligatorias si se pretende escalar en la jerarquía empresarial. Para trabajar como team leader de un equipo de programadores, es necesario saber gestionar a personas, delegar tareas y priorizarlas; en definitiva, saber organizarse a sí mismo y también a los demás.

¿Cómo trabajar mis habilidades de programador?

Si quieres empezar a aprender programación, pero no sabes por donde iniciarte, ¡Educa Open es el portal educativo tecnológico correcto! Tenemos un amplio catálogo de formaciones de lenguajes de programación adaptados a todos los niveles, desde los más principiantes hasta los más pro. 

Estas formaciones acreditadas están tuteladas y diseñadas por expertos del mundo de la programación y el desarrollo, por lo que destacan por su metodología práctica y armonizada con el mundo profesional real de la programación.

¡Con nuestros programas educativos podrás desarrollar las habilidades que las empresas buscan en todo programador!

Artículos relacionados

Tanto el QA como el QC son partes integrales de la revisión de la calidad en un proyecto de software. ¿Pero conoces qué diferencia a cada faceta?
pablo.blanco

Diferencias entre QA y QC en un proyecto de software

13/06/2024

La calidad es uno de los aspectos troncales de una empresa que se tiene en estima.

En este artículo te explicamos para qué sirve el código intermedio o bytecode y te ponemos un ejemplo sencillo para que lo comprendas.
pablo.blanco

Código intermedio o bytecode: qué es y para qué sirve

10/06/2024

Un código intermedio o bytecode es un lenguaje de programación que sirve como puente entre un lenguaje de programación de alto nivel y el código máquina que leen los micr

Te hablamos de las 4 principales diferencias entre datos estructurados, no estructurados y semiestructurados, así como de sus implicaciones.
pablo.blanco

Datos estructurados vs. datos no estructurados: diferencias

04/06/2024

El mundo del análisis de datos es un vasto universo en sí mismo dentro de las nuevas tecnologías.